19 Jun, 2018 - 03:05
Menú

Comentarios

Va dir ...

--

Online?
Actualmente hay 119 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.

e-madrid.org

e-barcelona.org
Mascarell: "Montoro debe entender que no es malo destinar dinero a la Cultura"

Un plenario unipersonal

Manifiesto de los trabajadores del MACBA

El Macba despide a nueve trabajadores, el 10% de su plantilla

NUEVO PLAN DE MASCARELL

e-norte

e-sevilla.org
[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

  : Premios nacionales

2282 lecturas 
General  Domingo Mestre*  Bleda y Rosa publicado en Levante-EMV el 15/01/2009

En las últimas semanas se han ido haciendo públicos los ganadores de los premios nacionales de las artes. No es algo que habitualmente me interese mucho, pero ya me quedé con ganas de escribir sobre el tema el año pasado, cuando el laurel de las artes plásticas recayó sobre el maestro  Valcárcel Medina (enhorabuena). El de este año se lo han otorgado a Esther Ferrer, otra artista a quien admiro y quien, sin duda, se lo merece tanto como el primero (ídem). Y el de la composición musical le ha correspondido al valenciano de Vinaròs Carles Santos (felicidades también). En los tres casos, más que premios son homenajes a una larga trayectoria. Y, dado el incuestionable reconocimiento de todos ellos, al menos entre el correspondiente sector profesional, estos galardones son de los que prestigian más a quienes los otorgan que a quienes los reciben, pues su modesta cuantía económica (30.000 €) no sirve de gran cosa cuando quienes los recogen han sobrepasado la edad de jubilación.

La situación es un poco diferente en el caso del equipo formado por Bleda (Castellón, 1969)  y Rosa (Albacete, 1970), que ha recibido el premio nacional de fotografía 2008, o en el del ilustrador Paco Roca (Valencia 1969), que ha ganado el premio nacional de cómic.


 A estos tres artistas les llega el galardón en un momento de su vida en que la carga simbólica todavía les puede ayudar bastante, más allá de la importancia de su cuantía económica. Y, justo por eso, cabe leer la decisión como una apuesta en firme, que conlleva un apasionante compromiso para quienes lo reciben. Corresponde pues, en este caso, hacer extensivos los parabienes también a los jurados, por haberse atrevido a asumir algunos riesgos -tampoco demasiados, eh- con artistas que todavía no han cumplido los cuarenta.

En el extremo opuesto, no puedo dejar de reprobar, ahora que escampa un poco el temporal, la forma en que se ha afrontado la restauración del edificio de la ONU en Bruselas. No sé quien fue el iluminado que tomó tan polémica decisión, ni si veinte millones de euros son mucho o poco para los cambios que se han hecho, pero me parece indefendible que se le pague a alguien ocho millones de euros por estucar y pintar el techo de un lugar de trabajo, por mucho que quien firme la "obra" sea el muy cotizado Miquel Barceló. Cierto es que la cantidad parece calderilla si la comparamos con lo que en Valencia hemos pagado a otros "genios", como el arquitecto Santiago Calatrava, por banalidades similares. Pero eso no puede ser excusa ni justificación, por supuesto. Porque todo despilfarro de dinero público lo es independientemente de la bondad de los argumentos que se esgriman o del prestigio internacional de quien se beneficie de él. Y porque esta aventura de nuevos ricos empeñados en impulsar la Alianza de Civilizaciones, sin vacilaciones a la hora de desviar unos fondos que estaban destinados a la Ayuda al desarrollo de los más pobres, no hace sino dar la razón a quienes defienden la indiferencia de planteamientos, respecto a la instrumentalización de las artes, por parte de los dos grandes partidos políticos. Que, además, sea el mismo Miquel Barceló quien haya sido elegido, a dedo como siempre, para representar a España en la próxima Bienal de Venecia supone una nueva huida hacia delante y otro golpe bajo a la sensibilidad estética de la ciudadanía; al menos a la de quienes, desde abajo, pensamos que todavía son posibles otras políticas artísticas basadas, por ejemplo, en la promoción desinteresada de los creadores con más futuro, en la racionalización de las inversiones culturales o en el fomento de la autocrítica y de la cultura democrática. Quien haya tenido esa última idea también se merece un buen premio, el premio nacional a la torpeza. ¡Vivan los jurados!

•·         United artists from the Museum


Martes, 30 Diciembre, 2008   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  

Technorati iconDigg icondel.icio.us iconYahoo MyWeb iconGoogle iconMeneame icon

Comentarios

Mostrar Orden
por Anonymous
en 30 dic, 2008
[ Respuesta ]

jurados
por Anonymous
en 30 dic, 2008
[ Respuesta ]

¡¡quin destarifo!!
por Anonymous
en 30 dic, 2008
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 31 dic, 2008
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 06 ene, 2009
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 14 ene, 2009
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 17 ene, 2009
[ Respuesta ]

Barceló representará a España en la próxima Bienal de Venecia
por dmadmin
en 02 abr, 2009
[ Respuesta ]

EX-AMICS DE L'IVAM

Buscar Google
Búsqueda

InterACCIONES (post) ELECTORALES


Sobre las relaciones del arte con los mecanismos de participación política, no sólo electoral

Ara TV


e-valencia TV



Destrucción a toda costa
Informe anual de Greenpeace que analiza el estado del litoral Entre el lamento general y la falta de acción política para protegerlo, el litoral se nos sigue escapando entre las manos. Descargar PDF
Nuevo informe 2007

Relacionado

La noticia más leída en relación al tema General:
LA RIBERA EN BICI

Llenguatge
Idioma preferido:


Revista Mono


Mono Special Edition: e-valencia. Stuttgart. On Difference #1

Mono Blog


Tribuna blogs

*

*

*

AVUI

Bienal de Valencia
»»Bienal de Valencia_Participa««

»»Bienal de Valencia_Noticias««

»»Bienal de Valencia_Info««

Categorías

Ciutadans




 


 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!