20 Oct, 2018 - 02:17
Menú

Comentarios

Va dir ...

--

Online?
Actualmente hay 245 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.

e-madrid.org

e-barcelona.org
Mascarell: "Montoro debe entender que no es malo destinar dinero a la Cultura"

Un plenario unipersonal

Manifiesto de los trabajadores del MACBA

El Macba despide a nueve trabajadores, el 10% de su plantilla

NUEVO PLAN DE MASCARELL

e-norte

e-sevilla.org
[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

  :

1426 lecturas 
Variæ Cultura

Álvaro de los ÁngelesNoviembre 15, 2011 htp://www.alvarodelosangeles.org 

La relación de la ciudad de Valencia con la cultura contemporánea ha ido metamorfoseándose durante los últimos treinta años, al ritmo marcado por los cambios sociopolíticos y económicos. La explosión de los años ochenta, cuando todo estaba por hacer y se asentaron las bases institucionales que aún, grosso modo, perduran aunque se hayan vaciado de contenido y se encuentren exentas de planificación, dio paso al aparente subidón de los años zaplanistas: políticas neo-liberales de la cultura para demostrar que a la derecha también le importaba estar a la moda, costase lo que costase. Seguramente habían escuchado la sintonía de que la cultura era un potencial económico, pero la letra no consiguieron aprendérsela. Esta actitud anfetamínica derivó en la calma chicha que impulsó con ahínco el Ex-Molt Honorable Paco Camps y que, ahora, con la fatídica crisis financiera, ha devenido en una suerte de destino macabro. Grandes eventos en lugar de cultura de base. Es decir, publicidad mundial a precio de oro en lugar de la generación de redes estables mucho más económicas y, tal vez por ello, menos golosas. Está por ver que los cruceros de lujo nos saquen de pobres.


En el mundo del arte plástico y visual, la situación es hoy por hoy, muy delicada. En la Comunitat Valenciana, a nadie le duelen prendas gastarse lo que haga falta para traer un cuadro -uno solo y permítanme, uno más- de Joaquín Sorolla mientras que, aprovechando que la recesión ha llegado para quedarse, en pocos días se desmantela el despropósito en que había devenido la Mostra de Cinema del Mediterrani y al Festival VEO se le envía a galeras. La Sala Parpalló languidece en su tercer o cuarto destierro en el Centre de la Beneficència porque no había dinero para mantener el alquiler del antiguo refectorio del Convento de la Trinidad. Los algo más de 250.000 € de presupuesto que necesita este espacio para realizar exposiciones, organizar seminarios, conferencias y ciclos de cine durante un año, son algo más de la mitad de lo que cuesta mantener el Puente de las Flores. Es solo un ejemplo, pero significativo, que evidencia cómo el ornato vacuo y obediente reta y gana a la cultura contemporánea que, en términos generales, no es ni una cosa, ni mucho menos la otra.

El pasado viernes 4 de noviembre, dentro de las III Jornadas de Investigación Hacer y dejar hacer, celebradas en la Facultat de Filologia, se organizó una mesa redonda con responsables culturales de los grupos políticos representados en les Corts Valencianes. La diputada por el Partido Popular, María José Catalá Verdet, excusó su asistencia y nadie de su partido acudió en su lugar. Una vez más, los allí presentes, profesionales y futuros profesionales de la cultura de esta Comunidad, nos quedamos sin un interlocutor del partido más votado y, por lo tanto, de quien decide unilateralmente y ejecuta las políticas culturales, a quien deseábamos lanzarle muchas preguntas y oír de su boca algunas respuestas. Una vez más, el PP demostró su desapego y desconocimiento de la cultura contemporánea, su alergia patológica a debatir sobre políticas culturales y su poca cintura democrática.

Al PPCV no le interesa lo contemporáneo porque está vivo y es coetáneo a sus políticas. De hecho, le resulta tremendamente molesto. La cultura, cuando está viva, es decir, cuando representa algo y mucho más que un mero cuadro de un artista muerto hace casi un siglo, es incisiva, curiosa, cuestionadora e incómoda. Es más, debe serlo. Lo que no está escrito en ningún manual de política es que los políticos deban huir de ella -y de los agentes activos que la generan- como quien lo hiciera del mismísimo diablo, evitando incluso los foros cuya asistencia está cubierta no sólo por el sueldo que todavía cobran, sino también por su propia responsabilidad como gestores de lo público.


Miércoles, 16 Noviembre, 2011   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  

Technorati iconDigg icondel.icio.us iconYahoo MyWeb iconGoogle iconMeneame icon

Comentarios

Mostrar Orden
Los directores de los principales museos plantean un cambio de modelo
por smadmin
en 18 nov, 2011
[ Respuesta ]

O todo publico o todo privado
por francisco Mir Belenguer
en 21 nov, 2011
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 26 nov, 2011
[ Respuesta ]

EX-AMICS DE L'IVAM

Buscar Google
Búsqueda

InterACCIONES (post) ELECTORALES


Sobre las relaciones del arte con los mecanismos de participación política, no sólo electoral

Ara TV


e-valencia TV



Destrucción a toda costa
Informe anual de Greenpeace que analiza el estado del litoral Entre el lamento general y la falta de acción política para protegerlo, el litoral se nos sigue escapando entre las manos. Descargar PDF
Nuevo informe 2007

Relacionado

La noticia más leída en relación al tema Variæ Cultura:
El cantante Rafael Conde «El Titi» fallece tras una larga enfermedad

Llenguatge
Idioma preferido:


Revista Mono


Mono Special Edition: e-valencia. Stuttgart. On Difference #1

Mono Blog


Tribuna blogs

*

*

*

AVUI

Bienal de Valencia
»»Bienal de Valencia_Participa««

»»Bienal de Valencia_Noticias««

»»Bienal de Valencia_Info««

Categorías

Ciutadans




 


 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!