15 Oct, 2018 - 12:40
Menú

Comentarios

Va dir ...

--

Online?
Actualmente hay 63 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.

e-madrid.org

e-barcelona.org
Mascarell: "Montoro debe entender que no es malo destinar dinero a la Cultura"

Un plenario unipersonal

Manifiesto de los trabajadores del MACBA

El Macba despide a nueve trabajadores, el 10% de su plantilla

NUEVO PLAN DE MASCARELL

e-norte

e-sevilla.org
[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

[no title]

  :

2726 lecturas 
Bienal Valencia

Domingo Mestre* (publicado en la revista Eina, nº)

Las Bienales de arte contemporáneo se han vuelto a poner de moda al calor de la actual globalización. Cada año son más las ciudades que sueñan con atraer las miradas del mundo de la misma forma. Un fenómeno curioso puesto que el modelo viene siendo cuestionado desde hace tiempo y desde diferentes perspectivas. En palabras de Robert Buergel, el director de la actual Documenta de Kassel (el único certamen periódico que todavía conserva cierto prestigio intelectual): “Las bienales son mortales para los artistas porque se les pide ideas rápidas, superficiales y generalmente no disponen de suficiente presupuesto para la producción de cada una de las piezas. Hay mucha chapuza y malas instalaciones. Tampoco es bueno para los comisarios por las mismas razones. Espero que llegado el momento, los artistas digan no y boicoteen las bienales.”


A pesar de que cada día son más los profesionales que renuncian a involucrarse en ellas, parece que los expertos en mercadotecnia ciudadana han encontrado en estos macro espectáculos de la alta cultura (de ficción) un nicho de negocio -al menos para ellos, dado que llegan a cobrar verdaderas fortunas por organizar este tipo de proyectos. Un innegable éxito de ventas que, sin embargo, constituye también todo un problema, por no decir el problema con mayúsculas, puesto que la relación entre el número de eventos de este tipo y su repercusión económica, artística o mediática es inversa y exponencialmente proporcional. En el caso de la Bienal de Valencia podemos afirmar, con frustrante conocimiento de causa, que los cuantiosos recursos invertidos en las tres ediciones anteriores (oficialmente han sido reconocidos más de 23 millones de euros) ni han tenido “ninguna repercusión en las empresas valencianas”, tal como ha admitido Concha Gómez al calor de la reciente polémica por la destitución de su anterior director, ni han servido para consolidar ningún tipo de “liderazgo en materia de cultura”, como nos prometiera en su día el entonces presidente Zaplana. Y, como cualquiera puede comprobar, en la ciudad no ha quedado más poso que una ingente cantidad de deudas que nadie se atreve a cuantificar.

Por otra parte, a pesar de que el presidente Camps considera a este tipo de eventos “las fábricas del futuro”, desde la Generalitat se nos ha asegurado que el certamen de este año, “Encuentro entre dos mares. Bienal de Sao Paulo-Valencia”, va a costarnos mucho menos, tan sólo 3,5 millones de euros. Por la forma en que se han anunciado estos recortes presupuestarios parece que el mero hecho de ahorrar cierta suma de dinero, en lo que se supone debería ser el gran acontecimiento artístico de la temporada, constituye una estupenda noticia para la ciudadanía. Aunque no voy a ser yo quien diga lo contrario, quiero apuntar un detalle que me parece significativo: si en la ciudad quedara alguien que todavía creyera en las bondades del invento bianual estaría protestando ya o, al menos, llorando por las rebajas con amargo desconsuelo. Pero ni se oyen los lamentos por ningún sitio ni nadie ha abierto la boca para quejarse en este sentido. Más aún, parece que algunos profesionales están incluso satisfechos con este descenso a segunda división y se conforman con tocar algo de calderilla esta vez (4.000 euros y una excursión al país de la samba es la partida que corresponde a cada una de las galerías que pondrán el logotipo de la Bienal en su programa). Y esto es así pese a que el gran hallazgo de este año, lo que el conseller Font de Mora consideraba “un tren que no se podía dejar pasar”, no deja de ser un improvisado menú de refrito. Una deshilvanada sucesión de ocurrencias cuyo plato fuerte consiste en una triste versión, localmente recalentada, de lo que el año pasado ya pudo verse, comme il faut, en la ciudad de Sao Paulo; imperdonable descontextualización que difícilmente van a admitir las élites periodísticas –a ver si hay suerte y me equivoco-, con lo que ello supone de apriorística condena al ostracismo mediático para toda la programación. En cualquier caso, lo que sí cabe considerar una gran noticia es que por fin nos hemos librado del insoportable Luigi Settembrini, su funesto ideólogo y sempiterno director. Aunque la alegría desaparece al saber que la incompetencia de nuestros dirigentes a la hora de negociar este relevo nos obligará a pagar más de 1 millón de euros de indemnización. Así las cosas, la pregunta obligada es la siguiente: si el periódico despilfarro de la Bienal no nos ha servido nunca para nada –como la propia Secretaria Autonómica de Cultura reconoce ahora por activa y por pasiva- y, además, esta absurda edición de baratillo, por no decir de liquidación, nos exige tirar a la basura una cantidad tan importante de dinero, ¿será ésta la Bienal más barata o la más cara de la historia? Nota para políticos despistados: ¿Por qué no nos olvidamos a partir de ahora del inoperante formato Bienal y dedicamos, por una vez, el presupuesto suficiente para potenciar la investigación autóctona y la producción artística independiente? Atrévanse a hacer la prueba quienes nos gobiernen durante los próximos 4 años y al final hagamos balance para decidir si retornamos al mundo de las fábricas del espectáculo vacío o nos quedamos con el arte nuestro de cada día.

*United artists from the Museum


Martes, 13 Febrero, 2007   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  

Technorati iconDigg icondel.icio.us iconYahoo MyWeb iconGoogle iconMeneame icon

Comentarios

Mostrar Orden
Seguimos tirando el dinero
por Anonymous
en 13 feb, 2007
[ Respuesta ]

Cara, muy cara nos sala la broma
por Anonymous
en 13 feb, 2007
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 13 feb, 2007
[ Respuesta ]

trece galerías
por Anonymous
en 14 feb, 2007
[ Respuesta ]

re: trece galerías
por dmadmin
en 14 feb, 2007
[ Respuesta ]

Peste de Bienales
por Anonymous
en 15 feb, 2007

Puags, puags, puags, las bienales son como una plaga. Donde aparecen, se comen todos los recursos y no dejan nada a cambio.

http://www.e-sevilla.org/index.php?name=News&file=article&sid=1138

[ Respuesta ]

por Anonymous
en 15 feb, 2007
[ Respuesta ]

BIÆNAL
por Anonymous
en 15 feb, 2007
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 16 feb, 2007
[ Respuesta ]

vídeo bie/anal
por Anonymous
en 16 feb, 2007
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 16 feb, 2007

Al capullo de pelo blanco

[ Respuesta ]

por Anonymous
en 17 feb, 2007
[ Respuesta ]

papel del robaperas acosador
por Anonymous
en 18 feb, 2007
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 18 feb, 2007
[ Respuesta ]

buena ocasión
por Anonymous
en 19 feb, 2007
[ Respuesta ]

por Anonymous
en 19 feb, 2007
[ Respuesta ]

por dmadmin
en 20 feb, 2007
[ Respuesta ]

UN AÑO ESTELAR PARA EL ARTE
por Anonymous
en 12 jun, 2007
[ Respuesta ]

EX-AMICS DE L'IVAM

Buscar Google
Búsqueda

InterACCIONES (post) ELECTORALES


Sobre las relaciones del arte con los mecanismos de participación política, no sólo electoral

Ara TV


e-valencia TV



Destrucción a toda costa
Informe anual de Greenpeace que analiza el estado del litoral Entre el lamento general y la falta de acción política para protegerlo, el litoral se nos sigue escapando entre las manos. Descargar PDF
Nuevo informe 2007

Relacionado

La noticia más leída en relación al tema Bienal Valencia:
El proyecto «Sociópolis» incluye 400 viviendas

Llenguatge
Idioma preferido:


Revista Mono


Mono Special Edition: e-valencia. Stuttgart. On Difference #1

Mono Blog


Tribuna blogs

*

*

*

AVUI

Bienal de Valencia
»»Bienal de Valencia_Participa««

»»Bienal de Valencia_Noticias««

»»Bienal de Valencia_Info««

Categorías

Ciutadans




 


 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!